La Bañeza / Carnaval

El Carnaval de la Bañeza se caracteriza por una masiva participación de sus habitantes que lo viven con auténtico espíritu carnavalero y entrega.

El origen del Carnaval de La Bañeza se remonta a finales del siglo XVI, de acuerdo a un documento escrito de 1594. Durante los años de la prohibición de estos eventos en España -últimos años de la dictadura de Primo de Rivera y a lo largo de la dictadura franquista- muchos bañezanos continuaron disfrazándose, desafiando a la autoridad y reuniéndose en casas privadas o en algún barrio apartado del centro. Se cuenta cómo no era extraño que algún disfrazado, en su huida, corriera a la estación y se subiera al tren sorprendiendo a los viajeros. Durante los últimos años del franquismo hubo una apertura solapada permitiéndose unas celebraciones llamadas Fiestas de Invierno, con autorizaciones expresas para La Bañeza.

Carnaval de la Bañeza
Cartel de la edición de 1979

A finales de los años 70 se crean ya las primeras comisiones de fiestas y las primeras comitivas. En 2002 el Carnaval, también conocido como el Antruejo bañezano, es declarado Fiesta de Interés Turístico Regional y, finalmente, en 2011 recibel Gobierno de España la denominación de Interés Turístico Nacional.

El carnaval, que conlleva la relajación de las costumbres, originalmente se celebraba durante los días de antruejo o carnestolendas, es decir los tres días que precedían a la Cuaresma -para la Iglesia Católica, el tiempo de preparación antes de la Semana Santa con una serie de obligaciones de ayuno abstinencia etc…-. Actualmente los carnavales, con fecha variable, se han extendido a lo largo de una semana. Todo el pueblo se vuelca en las celebraciones y no es raro ver a personas disfrazadas en sus puestos de trabajo o al menos con algún toque fiestero.

El Viernes Tranquilo a media tarde, el grupo Los +Turba2 sacan en procesión a San +Turbadín desde la Plaza Mayor y van parando en los distintos bares y tascas, seguidos de sus fieles vestidos con disfraces religiosos, al son de una charanga. El grupo Los Tranquilos (de ahí la denominación del viernes), homenajean a uno o varios carnavaleros en una discoteca en una gran fiesta de disfraces.

En el Sábado de Chispas, día de Mercado, en los últimos años ha ido surgiendo, por la mañana, un carnaval espontáneo en el que muchos bañezanos, junto con los visitantes venidos el fin de semana, recrean en la Plaza Mayor y sus alrededores escenas cotidianas y de la actualidad, con un tono satírico. Se sigue denominando Sábado de Chispas, por el chupinazo que daba inicio a las fiestas.

A la caída de la tarde se proclama a la Musa del Carnaval y se lee el Pregón, inicio oficial de la fiesta, normalmente amenizado con actuaciones musicales, grupos de teatro y humorísticos. Después de una cena organizada por el Ayuntamiento y a la que se puede asistir disfrazado, adquiriendo los tickets con antelación, la fiesta invade las calles al son de las charangas.

El Domingo por la mañana gente disfrazada de todas las edades, pero sobre todo niños, participan en la Carrera del Carnaval, una gymkhana desde la antigua Estación de Ferrocarril hasta la Plaza Mayor. Las fuerzas de seguridad impedirán que los participantes alcancen la meta. La frase de “Correr el carnaval” recuerda en La Bañeza aquellos años en que por la prohibición había que dar alguna que otra carrera para no ser detenido por la autoridad policial. Y hacia las cinco de la tarde se desarrolla el Desfile del Martes de Carnaval del año anterior, donde se lucen los disfraces de la temporada pasada con la asistencia de carrozas y charangas.

El Lunes, día dedicado a los niños, tiene lugar el Desfile Infantil, a las cinco de la tarde, con un recorrido más corto y, a partir de las 24:00, acontece el plato fuerte, la Noche Bruja a la que acuden muchos carnavaleros de distintos puntos de España y en la que se ha tenido especial interés en que no se convierta en una noche de botellón.

carnaval baneza
Bañezanas preparadas para el Carnaval

El Martes de Carnaval es el día del Gran Desfile, el día más importante, cuando los participantes -individuales o en grupo hasta de sesenta componentes incluso- visten el traje en el que tanto han pensado y que han confeccionado, en muchas ocasiones, a lo largo de todo un año y secretamente; otros disfraces más improvisados también tienen su éxito. Unos bailando, otros desfilando, siempre acompañados con la música de las charangas que gozan de gran tradición en La Bañeza.

De todo se puede ver: magos, azafatas, brujos y brujas, extraterrestres y algunos que otros hombretones vestidos de mujer con gestos descarados propios de estos días de disipación.

El Miércoles de Ceniza se celebra el famoso Entierro de la Sardina, organizado por la peña del mismo nombre. Una serie de personajes enlutados y vestidos con traje, capa y chistera, y unas mujeres plañideras componen el cortejo fúnebre de Don Carnal que parte del Bar Industrial hasta la Plaza Mayor, acompañado con las músicas fúnebres a la par que carnavaleras, de una charanga. En la Plaza, tiene lugar el concurso de coplas cuyos temas han de estar relacionados con lo acontecido a lo largo del año transcurrido y que siempre tienen un toque satírico. Finalmente, y con gran pena, se quema una figura de una sardina que pone punto final al Carnaval y comienza el reparto gratuito de pan, escabeche y vino a todos los asistentes.

En los últimos años ha surgido el Sábado de Piraña, una iniciativa de los bares, en particular del Barrio Mojao, que han decidido rebajar los precios para que la gente no se vaya y la fiesta se prolongue. En algunos establecimientos se celebra el baile de piñata.

Varias características distinguen al Carnaval de la Bañeza de los carnavales de otros puntos de España. No hay un Concurso de Disfraces con premios ni se dan cuantías económicas por participar. Hay una libertad en cuanto al modo de desfilar y cada vez tienen más popularidad los carnavales espontáneos o desorganizados a diferentes horas del día…, todo dentro de un orden. La ciudad al completo participa del espíritu del carnaval.

Y como producto típico de los carnavales las pastelerías bañezanas ofrecen orejas de carnaval, dominós y caretas, dulce a base de harina, huevo, manteca de cerdo y anís.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar