Cádiz / Carnaval

El concurso de coplas satíricas es el sello de identidad del Carnaval de Cádiz, uno de los Tesoros de España

El Carnaval de Cádiz hunde sus raíces en fastos paganos cuya característica es la de ser un periodo de permisividad y desinhibición: las fiestas en honor a Baco (dios del vino) o las saturnales (dedicadas al Dios Saturno) y lupercales (al Dios Pan) de Roma; las dionisiacas (a Dionisios) de Grecia; las ofrecidas al buey Apis en Egipto u otras que se remontan a Sumeria, hace más de 5.000 años.

Desde Roma se extendieron a Europa y fueron llevadas a América por los barcos de España y Portugal a partir del siglo XV, aunque para entonces el carnaval ya estaba asociado principalmente al catolicismo, siendo un tiempo de relajación de la moral y las buenas costumbres antes de adentrarse en el periodo de penitencia y sacrificio de la cuaresma.

El carnaval de Cádiz pasó por todas las vicisitudes que han acompañado históricamente a esta fiesta, que ha sido prohibida y tolerada de manera intermitente en Españaa lo largo de los siglos, según el rigor o la tolerancia de los gobernantes.

Pero aún en los tiempos oscuros de las prohibiciones, los gaditanos siempre han mantenido esta fiesta. El Carnaval de Cádiz fue enriquecido por las aportaciones que desde Italia trajeron los comerciantes genoveses desde el siglo XV; tras el desplazamiento hacia el Mediterráneo de los turcos, ellos encontraron en Cádiz un lugar desde donde extender sus negocios por el norte y centro de África. Los antifaces, las caretas, las serpentinas y los confetis son elementos asimilados del carnaval italiano.

Las primeras referencias documentales de los carnavales de Cádiz que ahora tienen fama mundial son de finales del siglo XVI; ya entonces gozaban de gran arraigo, si bien por vicisitudes, a veces de tipo práctico, han venido celebrándose en distintas épocas del año. En la actualidad, y desde 1977, coincidiendo con el primer carnaval de la restaurada democracia española, se celebra en febrero, en fecha variable según el calendario religioso que marca el inicio de la cuaresma. Desde entonces ha ido creciendo en participación, atractivo e interés mediático, siendo objeto de informaciones y reportajes en prensa nacional e internacional y de retransmisiones televisivas.

Carnaval de Cádiz
Comparsa “Las Manolas” del siglo XIX

El Carnaval de Cádiz se extiende desde el jueves anterior al Miércoles de Ceniza, que marca el inicio de la cuaresma, hasta el domingo siguiente, Domingo de Piñata, si bien sigue presente en la vida de los gaditanos en distintos momentos del año con el Carnaval de los Jartibles (o “Carnaval Chiquito”) del segundo domingo de Cuaresma, la Gala “Lo mejó de lo mejón”, el Festival “Me Río de Janeiro”, el Concurso de Antologías y el Carrusel de coros de verano.

Ni qué decir que la ciudad es una pura fiesta durante el Carnaval y que las calles de Cádiz, adornadas con iluminación festiva, están abarrotadas, en especial la calle Columela, una de las más céntricas. El ambiente se va caldeando desde días antes del inicio oficial del Carnaval con eventos bautizados como La Pestiñada, La Erizada y La Ostionada, todos de carácter popular como consta en su apellido.

Durante el ciclo festivo se suceden desfiles, cabalgatas, bailes y carruseles de coros; fuegos artificiales, homenajes y quemas (del Dios Mono y la Bruja Piti), actos protagonizados por las agrupaciones oficialmente constituidas, que son más de un centenar, y por otras muchas de carácter paraoficial que toman las calles en esos días.

Pero así como en el Carnaval de Río de Janeiro (Brasil) destacan los deslumbrantes desfiles a ritmo de samba, la impronta del Carnaval de Cádiz reside en la gracia y la chispa con que las agrupaciones ciudadanas hacen burla y mofa musical de los asuntos de la más rabiosa actualidad en las letras de composiciones originales o modificadas con las que compiten en el Concurso Oficial de Agrupaciones de Carnaval (COAC).

La competición, a la que se puntan más de un centenar de agrupaciones y se celebra el Gran Teatro Falla, consta de distintas fases eliminatorias que desembocan, después de un mes, en la gran final del viernes anterior al Miércoles de Ceniza. En ella toman parte gran número de agrupaciones de toda la geografía andaluza que participan en diferentes formaciones ¬(coros, chirigotas, comparsas y cuartetos) y modalidades de copla (presentación, pasodoble, tango, parodia, cuplé, estribillo, popurrí o tema libre). Se sirven para ello, en función del tipo de agrupación de que se trate, de instrumentos tales como la caja y el bombo, el güiro o pito de caña, el kazoo, la guitarra, la bandurria, el laúd o las claves.

Carnaval de Cádiz
Comparsa defiende su candidatura en el Gran Teatro Falla

Es larga la lista de carnavaleros que han pasado a la historia como intérpretes o autores de coplas y en la de pregoneros del Carnaval destacan, desde 1959, los nombres de los escritores José María Pemán, Joaquín Calvo Sotelo, Fernando Quiñones o Rafael Alberti.y de los músicos o artistas Rocío Jurado, Mario Moreno (Cantinflas), Isabel Pantoja, Alejandro Sanz, Sara Baras o Pasión Vega.

Desde el año 2002, la organización del Carnaval, hijo pródigo del cristianismo y del orden pasional del tiempo en el que alternan los momentos de alegría y tristeza, recae en el Patronato del Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas y Fiestas del Carnaval de Cádiz.

Comentarios Facebook

About the author

Simple Share Buttons
Simple Share Buttons

Utilizamos cookies de terceros para mejorar la usabilidad para dispositivo de usuario. Si usted continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración y obtener más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar