En Guipúzcoa, al igual que sucedió en el resto de las provincias vascas, los oficios alfareros no tuvieron la raigambre histórica que existía en otras regiones de España. Los barros no eran de gran calidad y los objetos fabricados solían ser...Continuar leyendo