La capital alicantina es conocida por su extraordinario clima y calidad de vida, sus playas y su gastronomía. Pero, además, cuenta con importantes yacimientos arqueológicos, museos y su castillo. Todo ello se complementa con una dinámica oferta. Continuar leyendo