A Guarda es el municipio pontevedrés que abre las puertas a la desembocadura del río Miño, barrera natural que sirve de frontera entre España y Portugal. Es además el punto más meridional de la provincia gallega. Sorprende todo lo que hay que. Continuar leyendo