Los mercados, mezquitas y madrasas nazarís fueron adaptados desde el siglo XVI para el uso de una sociedad cristiana. Así, se conformó una pujante y funcional ciudad de notable impronta universitaria, lo que le confiere un ambiente abierto y...Continuar leyendo