Belorado es una de esas poblaciones del Camino Francés a Santiago cuyo casco urbano no inspira a primera vista un especial interés. Nada más lejos de la realidad. Se trata de un pueblo vibrante con una variada oferta para pasar dos días. Continuar leyendo