Originalmente una plaza fuerte en las lindes del Reino de Navarra, Viana no ha dejado nunca de lado su aspecto fronterizo. Aquí conoció su funesto final el célebre César Borgia. Hoy sigue estando en toda una encrucijada. A medio camino entre. Continuar leyendo