Redondela es una de las paradas en la ruta portuguesa del Camino de Santiago. Se la conoce como la villa de los viaductos porque su cielo está presidido por dos grandes viaductos ferroviarios del siglo XIX: el Viaducto de Madrid y el Viaducto de. Continuar leyendo