Con razón se habla ya de los últimos puertos pesqueros vascos; pues su actividad ha decrecido hasta el punto de que la mayor parte del pescado nos llega por avión y el mayor 'puerto' es el aeropuerto. La dureza de la vida marinera, el descenso de. Continuar leyendo