Hubo un tiempo en el que España era una amalgama de tres culturas. Cristianos, musulmanes y judíos convivían en un gran número de localidades de nuestra geografía. Las primeras comunidades sefarditas habían surgido ya en la España fenicia y. Continuar leyendo