Lanzarote y el museo submarino nos invitan a sumergirnos en sus aguas. Una propuesta de turismo diferente que lejos de dañar el mar, lo beneficia. Se trata de 300 esculturas de hormigón de PH neutro creadas por el británico Jason deCaires. Continuar leyendo