Por Camino Ignaciano se conoce la ruta que siguió el malherido Iñigo de Loyola en 1522 desde la torre medieval de su familia –situada cerca de Azpeitia- hasta Manresa, la localidad barcelonesa en la que permaneció unos meses, experimentando las. Continuar leyendo