Al atardecer del 14 de junio de 1929 en la playa de Oyambre cuatro hombres bajaron del avión con el que acababan de realizar un aterrizaje de emergencia. Se trataba de los tripulantes de un aeroplano francés, procedente de Estados Unidos, y que. Continuar leyendo