A comienzos de 1808 la Corte española se encontraba muy enfrentada por dos bandos antagónicos: el formado por los reyes y su primer ministro Manuel Godoy, y el integrado por el príncipe heredero Fernando, su confesor Escoiquiz y un grupo de. Continuar leyendo