Encargado por la Corona de prevenir una posible invasión de los protestantes franceses, en 1573 el Señor de Latrás se despeñó con su caballo mientras inspeccionaba las fortificaciones de la zona de Canfranc. Al encontrarse sus hijos mayores. Continuar leyendo