Durante el turbulento siglo XIII la lealtad al “señor natural” resultaba cada vez más rara. Las intrigas y ambiciones de los herederos de los monarcas y de los magnates motivaron continuos cambios de lealtades, perjurios, guerras civiles y. Continuar leyendo