En el año 714 -sólo tres años después de la Batalla de Guadalete- los árabes invasores ocuparon Gijón, culminando así en la costa asturiana su dominio de la Península Ibérica. El gobernador de la región asturiana, Otman ben Neza –Munuza. Continuar leyendo