En febrero de 1518 el rey Carlos I se presentó en Valladolid ante las Cortes de Castilla rodeado de asesores flamencos y sin casi ser capaz de hablar castellano; causando una pésima impresión. El reino llevaba muchos años de inestabilidad a. Continuar leyendo