No se trata de una leyenda de Pedraza de la Sierra, si no de una historia documentada aunque carente de detalles, pues de una usurpación se trató y el vencedor de ocultarla bien se cuidó. El día 6 de agosto de 1512 Alonso Pimentel y Pacheco,. Continuar leyendo