En 1807 Carlos IV y su esposa María Luisa de Parma eran dos personas poco inteligentes y con escaso carácter. Siendo ellos quienes reinaban en las Españas, era el “Valido” —denominación castellana de una especie de «Primer Ministro». Continuar leyendo