Fuerteventura es una isla desértica cuyos escasos habitantes han tenido que hacer frente a los ataques de invasores, corsarios y piratas; estos se aprovechaban de las numerosas playas aptas para desembarcos y de la inexistencia de un ejército. Continuar leyendo