Ni dolor, ni quebranto, ni sufrimiento de ningún tipo sufre el paladar que tenga el honor de degustar esta preparación tan sencilla y antigua de la cocina manchega. Y es que ya lo menciona Cervantes como parte fundamental del menú semanal del...Continuar leyendo