Los antiguos mercados de abastos se han convertido en los nuevos templos gastronómicos. Estos edificios ahora transformados en iconos son los espacios para disfrutar de la nueva gastronomía ademas complementada, en bastantes casos, con una. Continuar leyendo