El otoño nos regala paisajes de colores hipnóticos, una temperatura que da tregua al asfixiante calor veraniego y nos trae también esa maravillosa fruta para muchos desconocida: el membrillo. Aunque pueda no atraernos demasiado su imagen, es una. Continuar leyendo