Siguiendo con la nueva  tendencia de los superalimentos, fuimos muchos los que nos frotamos las manos cuando en esa lista vimos que se incluía el dulce, que hasta hace poco, se consideraba prohibido: el chocolate. Lo primero que hay que dejar. Continuar leyendo