Con la llegada de los primeros rayos de sol, es posible que lo primero que se te haya pasado por la cabeza es lo bien que te sentaría una caña o un refresco a la sombra de una buena terraza. No es de extrañar: en España somos unos grandes. Continuar leyendo