Corría el año 1992 cuando los integrantes de la Asociación de Amigos de la Capa de Guadalajara decidieron improvisar varias escenas de la obra romántica Don Juan Tenorio en varias tabernas de la ciudad de Guadalajara. Lo que comenzó siendo una. Continuar leyendo