En el año 1213 tiene lugar en las proximidades de Toulouse la batalla de Muret, donde encuentra la muerte el rey aragonés Pedro II. Tras un año de cautiverio, su hijo Jaime es trasladado al castillo de Monzón y puesto a cargo de Guillem de. Continuar leyendo