En 1492 los Reyes Católicos firman el llamado Edicto de Granada, mediante el cual todos aquellos judíos que no se convirtiesen al cristianismo serían expulsados de España. Hervás contaba por aquel entonces con una de las juderías más. Continuar leyendo