Santo Toribio de Astorga (402-476), obispo de esta localidad leonesa, fue expulsado a pedradas de Palencia, a la que acudió para combatir la herejía priscilianista y orientar a sus habitantes hacia el catolicismo oficial. Hubo de refugiarse en la...Continuar leyendo