Los siglos XVI y XVII fueron profusos en pestes y epidemias en varias zonas de la geografía española. La población de Arnedo, en un intento de escapar de dichos males, construyó una iglesia advocada a los santos médicos San Cosme y San Damián....Continuar leyendo