En la pequeña localidad cacereña Valverde de la Vera, el Jueves Santo tiene un carácter especial debido a una antigua tradición que se perpetúa cada año. Se trata de los “empalaos”, hombres con los brazos atados a un palo de castaño...Continuar leyendo