La historia de esta celebración se remonta a los labradores alicantinos que celebraban la llegada del verano acudiendo al campo el 23 de junio a comer productos típicos, lanzar cohetes y bañarse en el mar. Con la llegada de la noche, se...Continuar leyendo