Con un chocolate famoso desde el siglo XVIII, como es tradición en muchos pueblos alicantinos, aquí también se celebran las fiestas de moros y cristianos. Los lugares más imprescindibles para visitar son el casco viejo, conocido popularmente. Continuar leyendo