Emplazada en un imponente peñón de roca caliza, sobre el pantano al que da nombre, y encajada entre las sierras del Montsant y de Prades, debió de quedar completamente rodeada por las conquistas cristianas para que cayera en poder de los. Continuar leyendo