Se trata de una antigua localidad episcopal que cuenta con un casco urbano típicamente serrano muy bien conservado. Es conocida por su plaza de toros y su tradición artesana, es un lugar donde debes visitar las ruinas del Castillo de San Martín. Continuar leyendo