La capital universitaria de Tenerife surgió de una cruenta batalla y de irle ganando espacio a la laguna que le dio nombre. Es una bellísima ciudad llena de edificios religiosos y dotada de un fértil entorno. Un destino imprescindible para. Continuar leyendo