El puerto que se fue desarrollando cerca del río Cabras, donde abrevaba el único animal domesticable de la isla, se ha convertido en la dinámica capital de la isla. Se da la curiosa circunstancia de que la población recibirá varios nombres. Continuar leyendo