Este macizo de piedra arenosa, que desde sus 183 metros sobre el nivel del mar ha sido testigo de la historia de Barcelona, está repleto de zonas verdes, museos, equipamientos culturales e instalaciones deportivas. Una extraordinaria zona para. Continuar leyendo