Durante siglo y medio esta localidad fue el bastión que detuvo a los castellanos instalados en Jaén. En el período de las guerras civiles nazaríes, su seguridad mantuvo durante siete años a un rey rival de Granada. Es un recóndito destino de. Continuar leyendo