Quizás lo más turístico de esta localidad son los burro-taxis, aunque la simpatía de sus habitantes, sus calles, su iglesia de la Inmaculada Concepción o la ermita de la Virgen de la Peña, hacen de este lugar un sitio muy apetecible para pasar. Continuar leyendo