Este conjunto histórico artístico enclavado en el Parque Natural dels Ports fue una plaza fuerte templaria que se mantuvo fiel al Felipe IV en la Guerra de los Segadores y que sería fértil escenario de la creatividad de Pablo Picasso. En sus. Continuar leyendo