El barrio de Gràcia, al norte de la ciudad, une el encanto de la tradición con la modernidad más fresca. Sus callejuelas, llenas de bares, restaurantes y comercios, están llenas de una animada vida. Es uno de los mejores puntos de partida para. Continuar leyendo