Historia por doquier es lo que se respira por las calles de esta localidad zaragozana, siendo así una de las ciudades más bonitas de Aragón. Lo más imprescindible para ver es la muralla, con un gran número de torreones y finalizando en el. Continuar leyendo