Se trata de una villa fortificada, rodeada de yacimientos de sal, es conocida por albergar en su recinto fortificado una de las joyas del románico catalán, la Colegiata de San Vicente. Éste es un destino para un día completo de visitas. Después. Continuar leyendo