Esta villa de origen musulmán fue una humilde localidad campesina y ganadera que hoy es famosa gracias al encuentro de Don Quijote con sus Molinos de Viento y por ser el lugar de nacimiento de Sara Montiel. Tiene un papel central en las rutas. Continuar leyendo