Esta localidad del “Desierto del Duero” comenzó constituyéndose como señorío del Cid Campeador, más tarde de los infantes de Castilla, hasta que después los Tovar y los Frías la engrandecieron en los siglos XV y XVI con las grandiosas. Continuar leyendo