Numerosos intentos fueron necesarios para consolidar una población que presume de ser el misterioso lugar de La Mancha del que Cervantes no quiso acordarse. Es la mejor base para ver las extraordinarias Tablas de Daimiel y una buena opción para. Continuar leyendo