Ubicada entre la Campiña de Jerez y la Serranía, Arcos fue una plaza fuerte fronteriza considerada inexpugnable por su impresionante cerro y sus fortificaciones. En una visita a Arcos de la Frontera es imprescindible hacer antesala en la Iglesia. Continuar leyendo